Intel Corp. quiere revolucionar el entorno minorista a través de una nueva plataforma de Internet de las Cosas que ofrece una comprensión más profunda de cómo interactúan las tiendas y la gente.

La plataforma llamada Responsive Retail Platform (Plataforma de Distribución Responsiva) o RRP promete permitir a los minoristas unificar cada parte de sus operaciones para reforzar su línea de fondo y resolver los desafíos comerciales de largo standing.

¿Cómo funciona?

RRP recoge múltiples flujos de datos para conectar los entornos digitales y físicos de hardware, software, API y sensores de manera estandarizada, permitiendo a los usuarios, con el objetivo de reducir costes y aumentar ventas, ubicar de forma óptima el inventario, ver los empleados y otros recursos y realizar un seguimiento del inventario desde la cadena de suministro hasta la puerta de la tienda.

“Piense en ello como un procesador multi-arrendatario basado en Xeon para la tienda”, dijo el director de marketing de Intel, Ryan Parker.

Reuniendo los dispares puntos de datos, la plataforma de venta al por menor proporciona información instantánea sobre la demanda actual y proyectada de los clientes, lo que permite a los minoristas administrar mejor su inventario para optimizar los tiempos de llegada de los productos en relación con la demanda.

 

Fuente: ZNET

 

La plataforma utiliza los sensores integrados de baja potencia de Intel con capacidad de RFID y una suite de sensores ampliable que permite la inclusión eventual de otros sensores de terceros proveedores. Esos sensores se utilizan para rastrear el inventario y generar los datos entregados por la propia plataforma.

Además, RRP incluye una plataforma de análisis de código abierto como servicio (PaaS) que se puede integrar con las aplicaciones en la nube de otros proveedores independientes de software (ISVs).

“Esta es una de esas raras situaciones en las que todo el mundo gana”, agregó Ryan Parker. “Es una victoria para Intel, y una victoria para los proveedores de sensores y ISVs porque actualmente no tienen acceso al mercado, y los minoristas tienen mucha opción”.

“Los datos se pueden medir, analizar y acceder desde cualquier lugar. Será el diferenciador para que los minoristas crezcan y contraten una base de clientes más amplia “, dijo el director ejecutivo de Intel, Brian Krzanich. “Hasta ahora, los datos detallados del comprador sólo estaban disponibles para las tiendas online. En Intel, creemos que cada vez más los minoristas quedarán separados de aquellos que tienen datos y los utilizan para crecer y optimizar la experiencia de compra; y los que no lo hacen y toman sus decisiones basadas en “experiencia” y observaciones subjetivas”.

La plataforma llevará el comercio al por menor a la próxima era de compras altamente eficientes y personalizadas, y dirigirá inteligentemente a las empresas hacia el futuro.

Intel invertirá en la industria minorista

Intel también anunció que tiene planes de invertir más de 100 millones de dólares en los próximos cinco años en la industria minorista con su nueva plataforma. La inversión respalda los esfuerzos de Intel para integrar aspectos del IoT y otras tecnologías como la realidad virtual y la robótica en el comercio al por menor para atender las necesidades de los clientes que van desde la gestión de inventario hasta el checkout.

La inversión se destinará a permitir a los minoristas unificar cada parte de sus operaciones, creando un impacto positivo en sus resultados y resolviendo los desafíos comerciales de largo standing.

Pero las herramientas centradas en datos son sólo el comienzo de lo que la tecnología significara para la experiencia al por menor. Hoy en día, los minoristas innovadores como Alibaba están capacitando a los clientes para utilizar la realidad virtual para comprar en cualquier parte del mundo sin salir de su casa. A los clientes les encantan las experiencias de compras personalizadas en realidad virtual, mientras que la tecnología de inmersión está abriendo puertas para que los minoristas, de forma creativa, lleguen a nuevos clientes y nuevos mercados.

La realidad virtual ayudará a los clientes y a los minoristas a utilizar los datos y los análisis de datos para maximizar la inversión y el impacto en el comercio minorista.

“Con tecnología como los robots y la Inteligencia Artificial para liberar de ciertas cargas a los empleados, cada aspecto de la cadena de suministro y de la tienda permitirá a los empleados minoristas concentrarse mejor en el cliente y mejorar el desempeño de la tienda”, dijo Brian Krzanich. “Al unir la realidad virtual y el poder de los datos, ayudaremos a crear la tienda del futuro, que sea inteligente, sensible, conectada y segura”.

Otras soluciones para el comercio minorista

En la feria NRF 2017, Intel presentó otras soluciones inteligentes y conectadas para transformar la industria minorista. Una de ellas fue Talley de Simbe Robotics, que es la primera solución robótica y autónoma para auditorías y análisis del mundo, para el comercio minorista.

Tally trabaja junto con socios minoristas armándolos con información para asegurar que los productos de la tienda siempre se almacenan en el lugar correcto, y que siempre muestran el precio correcto. El robot funciona de manera segura durante las horas normales de almacenamiento, junto con los compradores y empleados, y no requiere ningún cambio de infraestructura en la tienda.

Tally es alimentado por un procesador Intel® Core ™ i7 basado en Intel NUC y utiliza una serie de cámaras Intel® RealSense ™ para ayudarle a entender el mundo a su alrededor y navegar por la tienda de forma segura.

Fuente: Intel

 

Por otro lado, Shima Seiki e Intel están cambiando la forma en que los diseñadores de moda, las marcas y los minoristas ven su cadena de suministro y sus ciclos de producción al acercar la producción de prendas a su verdadero origen de la demanda.

Además ShopperMXTM HIVE (experiencia virtual de alta inmersión), una solución de realidad virtual 3D basada en Windows con componentes en red, permite un tipo totalmente nuevo de experiencia de venta al por menor inmersiva. Los comerciantes y las marcas pueden simular experiencias de compra, realizar paseos virtuales por nuevas tiendas y visualizar nuevos conceptos de marketing y merchandising en el contexto de una tienda virtual hiperrealista.