Cada día evolucionan los coches, las televisiones, los teléfonos móviles pero… ¿y las ciudades? ¿Pueden evolucionar por sí solas?
¿Tienes una empresa y quieres convertirla en “inteligente” utilizando la evolución de la tecnología? La respuesta a todas estas preguntas es sí y el término que nos ayudará a conseguirlo es “Smart City”.

Es posible que lo hayas escuchado con anterioridad pero, ¿a qué se refiere exactamente?
Si tiramos de wikipedia nos encontramos con lo siguiente:

“Una «Smart City» o «ciudad inteligente», se refiere a un tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad que es capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas, y de los propios habitantes, tanto en el plano económico, como en los aspectos operativos, sociales y ambientales”.

Parece que sea algo complicado de alcanzar o difícil de tratar si poseo una pequeña empresa pero en esta entrada vamos a demostrar como no es así, vamos a intentar explicar un ejemplo de como podemos adaptar nuestro negocio a las nuevas tecnologías.

La primera idea que se me ocurre es basarnos en el dispositivo más utilizado hoy en día… efectivamente, estoy hablando de los teléfonos móviles. No hace falta explicar la gran evolución que han tenido hasta el día de hoy y sobre todo, como se han convertido (por suerte o por desgracia) en nuestro mejor aliado, ya que siempre lo llevamos encima.

A lo que me refiero es que siempre que queramos conectar o interactuar con un cliente, si es a través de su terminal, nos aseguramos de que dicha información se va a recibir. Aquí es donde entra otras de las cuestiones principales, ¿y cómo puedo conectar con mis clientes?

Para responder a dicha pregunta, tenemos que hablar de nuestros nuevos amigos, los Beacons. Si de nuevo tiramos de wikipedia nos encontramos con que:

“Un beacon es un dispositivo de bajo consumo que emite una señal broadcast, y son suficientemente pequeños para fijarse en una pared o mostradores. Utiliza conexión bluetooth de bajo consumo (BLE) para transmitir mensajes o avisos directamente a un dispositivo móvil sin necesidad de una sincronización de los aparatos, la señal es captada por estos dispositivos y se transmite a menudo a un servidor en la nube a través de Internet. El servidor de la nube procesa la información y lleva a cabo análisis más detallado para guiar los comportamientos basados en la localización específica del dispositivo móvil.”

Si lo pasamos a cristiano podemos decir que son unos pequeños dispositivos que van a mandar la información que desees, en el momento oportuno y a la persona indicada.

Pongamos varios supuestos de uso para poder entenderlo mejor.

Caso 1: Imaginemos que tenemos una tienda de barrio (ya sea de ropa, peluquería, decoración…) y queremos difundir la oferta de un determinado producto, pues gracias a los Beacons podemos configurar una publicidad (con imágenes, vídeos, textos, etc.) a nuestro gusto para que ciertos días, a cualquier cliente que pase por nuestro comercio, le llegue dicha información al móvil. Con esto estamos consiguiendo conectar con un posible cliente, a tiempo real y con la información que nosotros deseemos.

Caso 2: En este caso acabamos de montar un restaurante y necesitamos captar nueva clientela. Aquí por ejemplo podemos fidelizar clientes informándoles sobre nuestro menú diario e incluso solicitando una puntuación posterior.

De igual modo que hablamos de una tienda de ropa o de un restaurante, la idea puede asociarse a gestorias, centros comerciales, bancos… con la simple colocación de un dispositivo y una configuración determinada, la información podrá fluir entre los terminales que se acerquen a dicho punto.

A lo que quiero llegar es que estos dispositivos, nos aportan la facilidad de poder crear nuestra propia publicidad en cualquier momento, adaptándola a nuestra necesidad y utilizando medios que con un simple papel no podríamos hacer.


Acciones como configurar una oferta especial, enlazar a los clientes con tus redes sociales o incluso recibir un feedback por parte de ellos, son algunas de las cosas que ahora podemos hacer en nuestro negocio.

Con esto estamos intentando utilizar los avances de la tecnología y en concreto, basarnos en el concepto de Smart City para evolucionar en nuestro propio territorio. Buscar las ventajas de los Beacons para llevarlas a nuestro terreno y poder sacarles el máximo partido.

 

¿Quieres comenzar tu proyecto de Beacons?

Pulsa aquí y comenzaremos juntos

4.9 (98.33%) 12 votos